Image Image Image Image Image
Scroll to Top

Hacia Arriba

Blog

14

May
2013

Sin Comentarios

En Blog

Por Marta

Interior.Cabeza.Mañana

En14, May 2013 | Sin Comentarios | En Blog | PorMarta

Sentarse a escribir es como quedarse mirando fijo mientras estás sentado.

Pensar en contar una historia o hacer un cuadro,

es estar acompañado mientras estás solo.

Tus ideas se convierten en amigos a quien serles fiel.

El papel es el gran confidente,

y el lienzo es la intimidad necesaria para masturbarse.

La cámara se convierte en el parapeto donde esconderte

cuando todavía no sabes mirar a los ojos de la gente.

Y tener una idea, buena o mala,

es como hacerse unas risas con tu mejor amigo.

Estás solo. Plantado en tu mesa con un papel o una pantalla retroiluminada.

Estás solo. Con tus amigos que también están solos.

Estamos juntos, todos, pegados, casi apretados, solos en nuestro interior.

¿Cuánto espacio hay dentro de nosotros, tan difícil de llenar?

Escuchar música, leer un libro, ver una película.

Entretenerse.

Tenerse a medias, es menos pesado que tenerse en silencio,

en el vacío de una pequeña cabeza.

Un solo, dos solos, tres solos.

Fingiendo estar felices, pero no por no estarlo,

sino por no poder remediar esa soledad.

La soledad no duele, ni acobarda, la soledad te recuerda.

¿Será la soledad un ser que nos posee para no sentirse sola?

Enviar comentario